Save the date

¡Ya sabéis el día! ¡Anunciad rápidamente el evento! Enviad esta tarjetas lo más pronto posible para que vuestros invitados se puedan organizar. Es mucho más agradable recibir un Save the Date por correo que un SMS, el Save The Date informa a tus invitados de la fecha exacta de tu boda sin detalles.

hemos encontrado 421 artículos

Gold Gold
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado oro

A partir de 1,09 €

Sepia Sepia
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Rosa cadaqués

A partir de 0,65 €

Blanca III Blanca III
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
Rosa cadaqués Acabado oro

A partir de 1,09 €

María Luisa María Luisa
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Rosa cadaqués Acabado oro

A partir de 1,09 €

Romanza Romanza
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado oro

A partir de 1,09 €

Eugenia Eugenia
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Rosa cadaqués Acabado oro

A partir de 1,09 €

Delos Delos
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New

A partir de 0,65 €

Fiorella Fiorella
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado oro

A partir de 1,09 €

Daphne Daphne
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado oro

A partir de 1,09 €

Giovanna Giovanna
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado oro

A partir de 1,09 €

Symphonia Symphonia
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
New Acabado cobre

A partir de 1,09 €

Borneo Borneo
Eliminar de tu Wishlist Añadir a tu Wishlist
Acabado oro

A partir de 1,09 €

¿Ya sabes la fecha de tu boda? ¡Anúncialo con un save the date!

Por fin habéis dado el gran paso, ese que os lleva a una nueva etapa de vuestras vidas: ¡os casáis! Y para poder organizar la boda, has tenido que tomar una primera e importante decisión: elegir la fecha. Pero ¿cómo informar a todas las personas que queréis que estén en la boda? La solución se llama save the date… ¡y lo encontrarás en Cotton Bird!

El save the date es una sencilla tarjeta, generalmente en formato papel, que sirve para anunciar la fecha de la boda a todos vuestros invitados. Como se deduce de su traducción al español, el save the date incita a quien lo recibe a reservar esa fecha, a "guardarla" y no usarla con otro propósito porque ese día tiene algo importante que hacer: ¡acudir a vuestra boda!

Por tanto, es una invitación "de facto" a vuestra boda. Pero ojo, no hay que confundir el save the date con una invitación de boda, pues son conceptos distintos y complementarios. Cierto es que sería ilógico enviar un save the date a alguien que no estará posteriormente invitado al enlace, pero debes tener claro que con este documento no puedes sustituir la invitación. Para entenderlo mejor, a continuación te presentamos algunas diferencias entre uno y otra.


Diferencias entre un save the date y una invitación de boda


Qué poner en un save the date

Como decíamos, un save the date ha de ser escueto. Y no solo por falta de información, sino también porque no hay que desviar la atención de lo importante: la fecha. Estos son algunos puntos que debería contener vuestro save the date:


Estilos y formatos de un save the date

Aunque guarda diferencias importantes con la invitación de boda, el save the date tiene una cosa en común con ella: los hay de estilos muy distintos, en diferentes formatos. En estos tiempos dominados por las nuevas tecnologías, existen los formatos digitales, por supuesto, pero el soporte físico (generalmente papel) encierra un componente emocional mayor. Por eso, sigue siendo la opción preferida de los futuros novios.

Dentro del formato papel, hay numerosas opciones. Empezando por el tamaño: para muchos, el tamaño postal (A6) es el mejor, pues además es muy adecuado para enviarse por carta. También es habitual el formato tarjeta, tanto en tamaño A6 como en otro superior (A5) o incluso en otros más pequeños (A7). El problema de utilizar tamaños tan pequeños es obvio: ¡se pueden perder más fácilmente!

Muy interesantes son los formatos personalizables con una fotografía de los novios. De hecho, hay parejas que contratan a un fotógrafo para hacer una sesión de fotos en estudio o en exteriores para utilizar una de esas instantáneas en la tarjeta save the date. Esto supone dos ventajas: por un lado, aporta un plus de emotividad al documento, y por otro lado… ¡evita que os confundan con otra pareja que se llame igual!

Y en cuanto al tipo de letra, los colores, el gramaje del papel, su textura y otros detalles… no hay reglas escritas. Podéis elegir el diseño y estilo que más os guste, siempre y cuando refleje vuestra forma de ser y el espíritu que se respirará en vuestro casamiento.


Una tradición reciente que ha llegado para quedarse

Como se puede deducir del nombre, el save the date (también llamado "date card") es una tradición muy instaurada en los países anglosajones, en los que la planificación de agenda es fundamental. Así lo es en el día a día, por ejemplo, de cara a un encuentro informal. Y con más razón cuando se trata de un evento tan importante como una boda. Pero gracias a sus ventajas, esta tradición también ha llegado para quedarse en nuestro país. A continuación, te mostramos las principales.


Ventajas de enviar un save the date

/cookies