Servilletero de cumpleaños

El toque final para una bonita decoración de la mesa, aquí a juego con el tema del cumpleaños de tu pequeño.

hemos encontrado 167 artículos

Servilleteros de cumpleaños para una fiesta perfecta

Si quieres celebrar el cumple de tu hijo o hija por todo lo alto, en su fiesta no puede quedar ningún detalle al azar. Y entre todos los artículos que necesitarás se encuentran los servilleteros de cumpleaños: dejarás a todos boquiabiertos cuando se sienten a merendar y/o a probar la tarta.

Como puedes comprobar, los servilleteros de cumpleaños de Cotton Bird son piezas sencillas que pueden contener una servilleta de papel de manera individual, para que el comensal disponga de ella cómodamente.

Y como característica diferenciadora, nuestros servilleteros de cumpleaños se pueden personalizar para que sea único e irrepetible: un detalle más que contribuirá a que la fiesta de tu hijo o hija sea verdaderamente especial.


Ventajas de nuestros servilleteros de cumpleaños

Por encima de todo, los servilleteros de cumpleaños son artículos de gran utilidad: permiten disponer las servilletas en orden sobre la mesa. Cuando se sienten a comer, todos los invitados tendrán a mano la suya, sin necesidad de levantarse ni de pedir ayuda. Además, estos servilleteros pueden contener una o varias servilletas, así tendrás cubiertas todas las necesidades.

Por otro lado, los servilleteros de cumpleaños son una solución muy adecuada por cuestión de higiene. Mientras que los servilleteros compartidos o los grandes rollos de papel están muy expuestos a la suciedad por el manoseo de muchos niños distintos, gracias a estos servilleteros cada comensal tendrá su propia servilleta, que estará impoluta antes de su primer uso.


Variantes de diseño de los servilleteros cumpleaños

Los diseños de los servilleteros de cumpleaños de Cotton Bird son muy variados. Y además, se van renovando con el tiempo, de modo que siempre encontrarás propuestas actuales y a la última, del gusto de los más pequeños, sea cual sea su edad. Animales, chucherías, juguetes y otros motivos son algunos ejemplos que pueden tener cabida en tu celebración, además de las decoraciones vegetales, las guirnaldas o los globos.

En cuanto al tipo de letra para personalizar los servilleteros, predominan las versiones infantiles, como las de trazo ligado que recuerda precisamente la escritura de los más pequeños en sus primeros años de escuela. También hallarás letras de palo o imprenta, que no ligan sus trazos pero que pueden dar lugar a efectos sorprendentes. Recuerda que se pueden combinar diversos tipos de letra en el mismo servilletero de cumpleaños.

Por lo que respecta a los colores, las opciones son numerosas. Para el fondo puedes elegir colores vivos y llamativos, pero también otros más discretos con el fin de que las letras, los números y los dibujos luzcan mejor al contraste.


Características de los servilleteros de cumpleaños de Cotton Bird

Nuestros servilleteros de cumpleaños son muy sencillos: carecen de piezas metálicas y plásticas, pues en la práctica consisten en una simple tira de papel en formato aproximado de 11 x 5 cm. Por tanto, ocupan muy poco espacio cuando no están montados y, después de su uso, se pueden desechar fácilmente en el contenedor de papel y cartón reciclable.

Una tira de papel envuelve la servilleta. En la parte trasera, el servilletero se cierra mediante pegatina, que puede ir a juego con el mismo diseño. Por tanto, aunque se entregan desmontados, resultan muy fáciles de montar. Además, tienen una consistencia resistente, puesto que su papel es más grueso de lo habitual: por lo general, de 145 g/m².

Gracias a ello, los servilleteros de cumpleaños son aptos para todo tipo de espacios. Por un lado, para locales de restauración, que no tendrán problemas en que añadas este sencillo elemento a la decoración de la sala. Y por otro, para locales y hogares donde hay que preparar el espacio desde cero.


Por qué comprar servilleteros de cumpleaños personalizables

La elección de comprar un servilletero de cumpleaños te permite añadir un toque diferenciador a la celebración. Y si además están personalizados para el cumpleañero en cuestión, muchísimo mejor. En primer lugar, le encantará al protagonista de la fiesta, tanto si es un factor sorpresa como si participa de la organización.

En segundo lugar, le encantará al resto de niños de la fiesta, sobre todo si están personalizados con algún guiño de su agrado: una referencia al grupo de amigos, al colegio/equipo que los une o a cualquier otro detalle original.

Y en tercer lugar, le encantará al resto de padres que acudan a la celebración. Seguro que se convierte en un artículo inspirador para sus propias fiestas, que despertará su admiración.


Ideas para personalizar un servilletero de cumpleaños

/cookies